En el mundo de los videojuegos independientes hay muchas historias que pueden llegar a sorprendernos e incluso pueden llegar a cambiar las perspectivas de las cosas, un juego que logró darle un nuevo significado a “romper la cuarta pared” fue sin duda The Stanley Parable.

El título lanzado el 17 de octubre de 2013 representó algo novedoso para muchos desarrolladores y jugadores, ya que a pesar de tener mecánicas muy simples. La aventura de Stanley no es más que darse cuenta que es un personaje en un mundo donde tiene que seguir lo que le dicta el narrador. 

A pesar de eso el jugador tiene la posibilidad de ignorar todo lo que el narrador le dice y poder decidir su propio camino que lo lleve a un final, posiblemente trágico. También se puede desencadenar la ira del narrador donde por tocar el botón equivocado puede molestarse y decir que activamos la secuencia de autodestrucción del lugar. 

No contento con lo antes mencionado incluso agrega más tiempo a la cuenta regresiva para tener aún más oportunidad de insultarnos y burlarse de nosotros en su monólogo final.

A su vez si seguimos sus órdenes, logramos llegar al “final bueno” donde por el simple hecho de haber seguido sus instrucciones logramos salir del complejo y nos damos cuenta de que todo en la vida del protagonista fue una especie de experimento. 

Uno de los factores que hizo a este juego memorable fue su premisa de jugar con el jugador en vez de que fuera al revés. Con las acciones que mencionamos antes, no se puede estar seguro de que camino vamos hasta el final y siempre cuando terminamos volvemos a empezar. 

Este título es uno de los juegos que un amante de los videojuegos le recomienda a otro, no por el hecho de ser imprescindible. Sino más bien, por el hecho de querer compartir una alternativa a las cosas que ya conocemos. 

Podemos perdernos en una oficina y sentir que una especie de ser todo poderoso controla todo lo que hacemos y que nos atrapa dentro de la monotonía del día a día. Por si fuera poco, incluso el narrador nos comenta que él decide lo que pasa con nosotros, a tal grado que cuando estamos por morir nos dice que lo volverá a intentar en la siguiente vuelta. 

También se burla de la forma en como hace creer al jugador que puede desbloquear un logro solamente golpeando cinco veces la puerta solo para burlarse y hacer que hagamos mucho más.

Hace unos años se lanzó The Stanley Parable: Ultra Deluxe y si eres una de las personas que se sintió atraída por lo que leyó aquí, deberías considerar probarlo ya que esta nueva versión incluye más finales, con diferentes rutas a tomar e incluso más cosas que te harán replantearte tus dudas existenciales